“Hoy dejo en tus manos a mi tesoro más preciado. He visto nacer a mi hija, y desde ese momento me propuse protegerla y hacerla feliz.

La he seguido en todos sus pasos, la he apoyado en todas sus decisiones, he reído y llorado con ella; le he enseñado lo bonita que es la vida y lo difícil que, a veces, es.

He querido cada día formar sus alas para que a la hora de volar… vuele tan alto como quiera. Mi hija, con el paso de los años, se ha transformado de una flor linda y delicada a toda una mujer.”

Y es que como un padre, no hay nada… es por eso que en un día tan especial como el de nuestra boda, ¡sea alguien imprescindible! Sus sabias palabras han logrado hacer de cada uno de nosotros personas preparadas para la vida, para sus golpes pero también todos los momentos de buena fortuna.

Ese momento del que tanto hablan nuestros padres desde que somos pequeñas, es en el que caminéis juntos hacia el altar. Y es que, como dice la sevillana: “sin querer la llevaba mi brazo a salir del nido… y volar.” ¿Puede haber un momento más bonito y emocionante?

Y no nos olvidemos de nuestras madres, que son su santa paciencia, nos han cuidado y mimado para conseguir lo que hoy día somos. Y seguro andará llorando de emoción por alguna esquina de la ceremonia… ¡no lo dudes!

Hoy celebramos el DÍA DEL PADRE, y desde Acuarela Fotógrafos no queríamos dejar pasar la oportunidad de felicitar a todos y cada uno de ellos; en especial, a todos los que hemos inmortalizado a través de nuestro objetivo.

Porque como decía Dan Brown, “ningún amor es más grande que el de un padre por su hijo.” ¡¡Corre, y dale un abrazo!! Seguro que él está deseando, y tú… no debes perder esa oportunidad.

Recent Posts

Deja un comentario

diecisiete + uno =